BRUXISMO

Cuando una persona aprieta los dientes (sujeta fuertemente los dientes superiores e inferiores) o los hace rechinar (deslizar o frotar los dientes de atrás hacia adelante uno sobre el otro), hablamos de Bruxismo.

La prevalencia del Bruxismo, según señalan algunos autores, alcanza entre un 25% y un 30% de la población, con mayor frecuencia en niños.

Causas, incidencia y factores de riesgo
Las personas pueden apretar y rechinar los dientes sin ser conscientes de ello tanto durante el día como durante la noche, aunque el bruxismo relacionado con el sueño a menudo es el mayor problema, ya que es más difícil de controlar.

Aún no se ha llegado a un acuerdo sobre la causa exacta del bruxismo, pero el estrés parece ser el desencadenante mas importante en muchas personas.

Algunas personas probablemente aprietan sus dientes y nunca sienten síntomas.

El hecho de si el bruxismo causa o no dolor y otros problemas normalmente es el conjunto de varios factores:
• Estrés
• Mal oclusión o mordidas desalineadas
• Prótesis mal confeccionadas
• Alteraciones posturales, al dormir, trabajar, estudiar, etc.

Algunos Signos y Síntomas:
Normalmente la persona que bruxa, no se da cuenta, esto sucede porque este es un habito inconsciente:
• Desgaste dentario exagerado
• Sensibilidad dentaria con los cambios de temperatura
• Las restauraciones se pierden o caen frecuentemente
• Ruptura frecuente de prótesis fijas y removibles
• Cuellos dentarios con surcos o falta de esmalte
• Microfracturas en los dientes especialmente anteriores y premolares (se observan como líneas a lo largo del diente).
• Rechinamiento al descansar, (generalmente lo escucha la pareja)
• Cansancio muscular de la cara al despertar

El bruxismo no es un trastorno peligroso, sin embargo, puede causar lesiones dentales permanentes, dolor molesto en la mandíbula, dolores de cabeza o dolor de oído.

Complicaciones:
• Depresión
• Trastornos alimentarios
• Insomnio
• Aumento de los problemas dentales o de la articulación temporomandibular
• El rechinamiento de los dientes durante la noche puede despertar a los compañeros de dormitorio o de cama.

CASOS CLÍNICOS